viernes, 28 de agosto de 2009

Visita guiada a Cuicuilco.

Cuicuilco es un parque ecoarqueológico, ubicado justo en medio de la caótica Ciudad de México. Su atractivo principal y más notorio es el gran basamento circular que puede observarse en todo su esplendor desde el Periférico, a la altura de Insurgentes. Al adentrarnos en este lugar podemos acceder a un espacio que parece alejarse del acelerado ritmo urbano, ya que la zona resalta por su inusual color verde dentro del grisáceo paisaje actual  del sur del D.F. Sus construcciones prehispánicas datan del periodo que se ha denominado como preclásico, o sea que estamos frente a uno de los sitios de mayor antigüedad en Mesoamérica; sin embargo, la riqueza arquitectónica ha logrado conservarse gracias a fenómenos naturales que hacen de estas piedras un monumento histórico, pero también geológico. Como sea, visitar este lugar es un alivio a la convulsiva vida chilanga, que a veces nos lleva a olvidarnos de que contamos con vestigios de nuestro pasado dignos de conocerse y disfrutarse.

Desde el Periférico puede observarse el parque, haciendo que el paisaje que comúnmente está atascado de anuncios publicitarios, grandes edificios de tonos grisáceos y automóviles varados, cambie y nos permita observar un espacio lleno de vegetación, que además nos recuerda la riqueza histórica y cultural de la que formamos parte. Detenernos un minuto a pensar en cómo lo que observamos a nuestro alrededor conforma nuestro propio ser, podría llevarnos a reflexionar sobre cómo la identidad misma tiene su base en nuestro entorno. El paisaje, que en la vida urbana está plagado de basura visual, forma parte de nuestra concepción del espacio y de sus símbolos. Por ello lugares como Cuicuilco significan un referente de una identidad milenaria que se encuentra siempre allí, incólume ante el tiempo y las profundas transformaciones que ha sufrido nuestra sufrida ciudad y sus sufrientes habitantes.

Periférico Sur.

100_3725

Basamento circular de Cuicuilco, desde el puente peatonal de Periférico.

100_3728

El acceso al sitio se encuentra sobre la Avenida Insurgentes, la más grande arteria de la Ciudad. Desde la entrada se dibuja un camino cuya dirección apunta directamente hacia la gran plataforma.100_3729

Es claro cómo al ser ésta la construcción más grande, los demás lugares que conforman el parque quedan en segundo término, pero son dignos de observarse muchos más detalles. Cuicuilco significa “lugar de colores y cantos” y su poblamiento comenzó aproximadamente por el 800 A.C. o sea que se trata de un lugar que fue habitado desde hace unos 2800 años! Las construcciones que se conservan hasta la actualidad son obviamente posteriores, ya que el establecimiento y desarrollo de centros poblacionales requiere mucho tiempo y trabajo, así como un desarrollo de conocimientos complejos, tanto arquitectónicos, como astronómicos y de lo que ahora llamaríamos “científicos.” No debemos olvidar que esos conocimientos estaban totalmente inmersos en las creencias religiosas de la época, por lo que los saberes, la política, la economía, la cultura, y todo lo que nosotros en la actualidad consideramos como cosas separadas, estaban impregnadas de una religiosidad omnipresente. Lo que ahora consideramos una zona arqueológica, hace 2100 años era un centro cívico ceremonial, es decir, que en él se exhibía el poder político y también se ejercía el culto.

La ubicación de este lugar facilitó el desarrollo de una civilización compleja, ya que contaban con abundantes recursos naturales. Los habitantes de Cuicuilco gozaron de la cercanía con el lago de Xochimilco, a unos 4 kilómetros de distancia, además de que contaban con manantiales y cuerpos de agua. Gracias a la abundancia de este vital líquido, los cuicuilcas pudieron dedicarse a la agricultura, además de la caza, pesca y recolección.

Aproximadamente en el año 400 D.C. ocurrió un fenómeno natural que modificó por completo tanto el paisaje como la vida social de sus habitantes: la erupción del volcán Xitle. Se cree que en aquel entonces el lugar contaba con unos 20,000 habitantes, número comparable con el de Teotihuacán en la misma época. Cuicuilco quedó cubierto por una capa de lava y cenizas volcánicas, tanto en su centro cívico ceremonial como en sus alrededores, que en total cubrían una distancia de unas 40 hectáreas. Esta explosión provocó un despoblamiento temporal del lugar, y se cree que muchos de sus habitantes migraron hacia Teotihuacán. Posteriormente, la piedra volcánica dio lugar a un nuevo terreno que se puede apreciar actualmente en la zona de San Ángel, Coyoacán y el Pedregal.

Ejemplos de piedra volcánica. Es notable cómo crece la vegetación encima de ella.

100_3731

 100_3732

En el museo de sitio pueden observarse distintos objetos encontrados en la zona. Hay desde joyas y adornos, hasta utensilios y herramientas de piedra, jade, obsidiana, pedernal y hueso. Hay también varias figurillas que resultan muy curiosas por sus formas y por su tamaño.100_3750

Estas, por ejemplo, dejan ver las ropas y adornos utilizados por los atiguos cuicuilcas. Es curioso que el sexo esta cuidadosamente elaborado. Si se ve con atención se distingue al varón y la mujer.

100_3763

En la zona se han encontrado restos funerarios. Se sabe que puede tratarse de personajes de un rango social elevado, que fueron enterrados cerca del centro ceremonial. La gente común era enterrada en los patios o incluso debajo de las chozas, con ofrendas y objetos de uso personal, así como alimentos para facilitar su tránsito a otra vida.

100_3756

En la parte posterior del sitio, se encontró una pequeña construcción que es poco visitada. Se le denominó “Estructura E 1,” y fue hallada en 1967 al mismo tiempo que se descubría un entierro que contenía un esqueleto, un collar de piedra verde y diversos utensilios de creámica. Si bien esta construcción es poco conocida, no deja de ser interesante, ya que a diferencia del gran basamento, ésta tiene una forma rectangular.

100_3767

Me llamó mucho la atención que justo frente a esta pequeña pirámide, hay una especie de ofrenda en la que seguramente se han llevado a cabo ritos recientemente. Es curioso cómo la religión prehispánica sigue ofreciendo elementos para un culto en la actualidad. Más aún con la ola de religiones New Age que toman retazos de todo lo místico y mágico de diversas creencias.

100_3769

Ahora sí, hablemos de la construcción estrella de este sitio. Se trata de un basamento circular de grandes dimensiones, que fue realizado por etapas, al igual que otras pirámides prehispánicas como el Templo Mayor. Es notorio como su construcción se hizo mediante la colocación de piedras superpuestas, con dos rampas para facilitar el ascenso, que además se encuentran alineadas con lo equinoccios. Se cree que para la realización de rituales, se permitía el acceso a un gran número de personas, lo que era poco usual en otras culturas de la época prehispánica.

100_3734

100_3742

Aún en la actualidad, un gran número de personas suelen visitar la zona arqueológica en los equinoccios para “cargarse de energía.” Lo mismo sucede en muchos otros sitios del país, como Chichén Itzá o Teotihuacan. La vista desde la parte alta del basamento está bien chida. Se puede ver cómo avanzan los autos en el Periférico, y parece como si el tiempo se detuviera mientras se observa como la vida cotidiana de un montón de gente desesperada por ganar minutos sigue su vertiginoso ritmo. Yo disfruté mucho tomando el Sol y viendo el paisaje, mientras pasaban lo autos y yo me imaginaba que estaba viendo un irrefrenable espectáculo del absurdo. Por supuesto no pude evitar imaginar que recargaba la pila que llevo en la espalda.

100_3776

100_3783

Pd. Me caga que siempre aparezca la fecha en mi camarita. Por supuesto que la fecha no es 1 de enero del 2005, pero como en la pantallita no se ve, no me doy cuenta hasta que las veo en la compu shit!!

3 comentarios:

NTQVCA dijo...

Parecerá tonto, pero hasta ahora se el porque de que el Pedregal y la Ciudad Universitaria tenga esa roca volcanica, ¿estudias arquitectura? o a que debemos ese puñado de conocimientos?, tendras que entrar al menú de tu camra para queitarle la fecha, tu foto salío chida.

Karlyle dijo...

Hola NTQVCA! Qué bien que pasas por acá. Estudié historia, y aunque la parte prehispánica no es lo mío, igual es interesante. Escribí esto porque tenía que estudiar sobre el sitio jeje, y aproveché para hacer la entrada.
Lo de la cámara, es precisamente eso de programarla lo que se me olvida..

Saludos!!

Virginia dijo...

Vamos a Cuicuilco!!