jueves, 1 de noviembre de 2012

Mi ofrenda

Hoy en la noche vienen los muertos infantes desde el más allá a visitar a los vivos y, por lo tanto, quienes los recuerdan tratan de agasajarlos colocando en ofrendas las cosas que en vida disfrutaban. Siendo niños disfrutan los caramelos y los juguetes, aunque quizá un niño contemporáneo vería la ofrenda con desdén y más bien encendería la TV o la computadora. Quién sabe. Mañana llegan los adultos, y sus ofrendas reflejan goces distintos. No pueden faltar las bebidas alcohólicas, los cigarros y el mole. 

No pude evitar pensar en las cosas de este mundo que a mí me gustaría disfrutar cuando me muera, y a reserva de saber si en la otra vida existen cosas materiales, o incluso si perdiendo mi corporeidad aún puedo gozar de los placeres mundanos, se me ocurrió que una ofrenda para mí debe llevar lo siguiente:

*Una foto donde me vea bien, para empezar. No sé la edad en la que me va a llevar la huesuda, así que si soy vieja preferiría que pongan una foto de mi juventud, en la que me vea bien guapota. Si es necesario meterle photoshop a la imagen no importa, todo con tal de que en la memoria de quienes me recuerdan parezca que yo en vida era capaz de parar el tráfico (jaja, esa expresión ha de ser como de los  años cincuenta).

*Velas aromáticas de colores y con olores frutales. Son más bonitas y elegantes que los cirioscatólicossinchiste que suelen poner. Si se puede, también se valen velas como las que hay en la catedral metropolitana, de esa que en vez de llama tienen un foco que emula a una vela de verdad, pues son más modernas y si el episcopado las ha aceptado, supongo que aún guardan el simbolismo de la llama de fuego en la ritualidad y en el espíritu.

*Pasteles de chocolate, de queso con zarzamora, de mil hojas, de tres leches y de limón. No se preocupen, no es necesario que pongan un pastel entero de cada variedad pues me conformo con una rebanada de cada uno. Pero sí exijo diferentes sabores pues ahora, en vida, los pasteles son para mí el pinche paraíso.

*Postres y dulces al por mayor: chongos zamoranos, cajeta de Celaya, jamoncillos de guayaba, chocolate blanco con galleta de Hershey's, gelatinas de yogurt, Tix Tix de Sonric's (esos son los que disfrutaba en la infancia), tamarindos de azúcar de sal y de chile, piñitas deshidratadas enchiladas de las que venden en el Sanborn's y arándanos al por mayor.

*Algo muy importante: café. Todo el café. Por favor, ni siquiera se les ocurra poner café soluble, porquería horrible que en vida me causó gastritis. Yo quiero café de calidad, si es veracruzano mucho mejor pues está catalogado entre los mejores del mundo, además de que refuerza mis hondas raíces jarochas en tal medida que me hace decir todas las groserías que caracterizan a mis coterráneos, chingada madre!

*Libros, libros. Estando muerta probablemente me pueda codear con mis escritores muertos favoritos, pero aún así me gustaría volver a leer los libros que disfruté tanto en vida: lo que sea de Roberto Bolaño me daría felicidad, Demián de Herman Hesse para recordar mi adolescencia y algo de Mafalda para hacer feliz a mi niña interior. Quiero también algún cuento sobre fantasmas de Francisco Tario, quizá La mujer rota de Siimone de Beauvoir, y Balún Canán de Rosario Castellanos. Por ahí pónganme algún libro de Historia política, de preferencia sobre el maximato, y de filosofía algo de Slavoj Zizek, porfis.

*Quiero navegar por la red, así que cualquier dispositivo móvil en el que pueda conectarme está muy bien. Si se puede, elijan una compu que tenga Linux o un ipad para mayor dinamismo en mi navegación. Recuerden que no tengo mucho tiempo, así que necesito una red que jale rápido pues aún estando muerta, el tiempo es oro. Entonces no me vayan a conectar a una red de Telmex, tengan piedad.

*Alteradores de la conciencia: alcohol, por supuesto. Aceptaré cervezas y, poniéndome exquisita, quiero Guinness y Blue Moon. Mezcal de pechuga de Oaxaca y unos mojitos. Con eso me conformo. Además, se acepta una pipa con hachís de buena calidad.

*Por último, música. Si pueden musicalizar mi ofrenda estaría genial, pero si no se puede, no hay problema, sólo dejen los mp3 disponibles. Quiero volver a escuchar la Marcha Eslava de Tchaikovsky, un disco de éxitos de The Smiths, Bocanada de Gustavo Cerati, Dolittle de los Pixies, algunas rolas de Rockdrigo, una bonita selección de Los Beatles y de Pink Floyd, unos sones huastecos, algo de Tokyo Police Club, la discografía completa de Camel (no se apuren, esta la dejo entre mis pertenencias como valiosa herencia) y algo de reguetón, tribal y salsas, para bailar (ojalá pueda venir con pareja para tener con quién hacerlo).

Y eso es todo. Sé que disfrutaría mucho todo esto, pues son las cosas que me dan placer en esta vida corpórea. Supongo que la cuestión del sexo se arregla en el otro mundo, pues nunca he visto que en un ofrenda pongan muñecas inflables, dildos, o vaginas de plástico. Mmmm, aunque eso no sería mala idea.

5 comentarios:

Jönh A.C. dijo...

Jejeje, me gustó mucho tu idea, Karlis!! Yo siempre he pensado en cómo me gustaría que fuese mi funeral, cuando me petateé (porque he ido a unos en los que te mueres de aburrimiento), pero esto de la ofrenda suena más interesante, ya me pusiste a pensar en cómo sería la mía. Aunque, si no es mucha molestia, me gustaría visitar la tuya, suena interesante.

Un abrazo!

Karla Espinoza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karlyle dijo...

Puedes visitar mi ofrenda con la condición de que me saques a bailar! :D

Carlos dijo...

Ya visualicé tu ofrenda y me pareció excelente; serías la envidia de todos los altares y ofrendas vecinos. ¡Imagina el sonrojo de las buenas conciencias!
Saludos

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
ecos
de
la
tarde
callada
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
KARLYLE

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE LABERINTO ROJO LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA …

José
Ramón...